Exposición MONTE DE ESTÉPAR 1936-2016

Del 9 de abril al 7 de mayo. Espacio Tangente.

De lunes a viernes de 18:30 a 21:30 horas.

Monte de Estépar 1936-2016

El monte de Estepar se transformó en un espacio herido en el verano de 1936, momento en el que comenzó a utilizarse como el escenario idóneo para la represión más brutal, el asesinato y posterior desaparición de un número indeterminado de personas cuyos restos, aún hoy, casi 80 años después, 40 de ellos tras la muerte del dictador, continúan, en gran medida, diseminados en ese mismo paraje.

Contar la historia del monte de Estepar es contar la historia de tantos otros lugares ultrajados, convertidos en sinónimo de miedo y barbarie, de crueldad e injusticia, que están presentes a lo largo y ancho del territorio de este país. Puntos señalados en la geografía del dolor de muchas personas, nodos recurrentes en las historias familiares trasmitidas en voz baja por madres y abuelas, rincones habitados por el silencio atronador de quienes mueren una y otra vez, a manos de quienes no dejan de matarles nunca, aún en nuestros días, ayer con balas, hoy con mentiras y olvido.

Sin embargo, contar la historia del monte de Estepar es contar también otra historia, mucho más poderosa, pues late irreductible en la esencia de lo humano, una hermosa melodía entonada por miles de voces que se suceden y se acumulan en el tiempo, un relato tejido con palabras como resistencia, ternura o dignidad. Estas son las herramientas con las que diversas personas han decidido afrontar la compleja tarea de transformar un espacio de impunidad en territorio de memoria.

Esta exposición pretende recorrer los principales hitos de esa historia de oscuridad y de luz que tiene como escenario el Monte de Estepar, un lugar que entre 1936 y 2016 ha sido el mudo testigo de los diversos acontecimientos que vamos a reconstruir a continuación.